Quienes Somos Trayectoria Programación Escribenos

Escuche la radio en línea



Guatemala celebra a la Virgen de la Asunción

Agencia ACAN–EFE. Desde ciudad Guatemala. | 15 agosto de 2007

Comentar    
El fervor religioso y la diversión se entremezclan entre miles de capitalinos, hombres, mujeres, niños y ancianos, que veneran en su día, este 15 de agosto, a la Virgen de la Asunción, la Patrona de la capital guatemalteca. La Nueva Guatemala de la Asunción, como es conocida la capital desde que fue establecida en el Valle de las Vacas en 1776 por decisión del rey Carlos III de España, está hoy de manteles largos. Vendedores, comerciantes y turistas abarrotan el Hipódromo del Norte de la ciudad, donde está instalada la tradicional Feria de Jocotenango, en honor a la Virgen de la Asunción, que hace cinco años estrenó una nueva corona bendecida por el ya fallecido Papa Juan Pablo II durante su última visita a Guatemala. Según el historiador guatemalteco Celso Lara, la Feria de la Virgen es una de las principales tradiciones de la Nueva Guatemala de la Asunción en festejo por la Patrona. Los primeros moradores del barrio de Jocotenango eran de paupérrima condición porque los hombres se dedicaban a trabajos de albañilería y construcción, mientras que las mujeres servían de "Chichigas" (nodrizas) de las familias acaudalas, de acuerdo con documentos de la época. La Feria de Jocotenango tuvo su mayor auge en el siglo XIX, pero año con año ha perdido su esplendor y su identidad cultural, al grado que se ha convertido en un verdadero mercado. El historiador de la ciudad, Miguel Álvarez, coincide en que antes un 15 de agosto era un día de esplendor religioso, de las artesanías, y de ventas de frutas y comida que inundaban de olor los alrededores del tempo y los campos de la feria. Decenas de comerciantes se instalaron en el Hipódromo del Norte, construido en 1873 por el presidente Justo Rubino Barrios, para vender refrescos, juguetes y golosinas, con los que deleitan a los capitalinos, acompañados de música. Los juegos mecánicos son la principal atracción de los niños que son llevados por sus padres a la feria, aprovechando el día de asueto, pero también hay puestos de juegos de lotería para los adultos. La capital, con más de 2 millones de habitantes, es el principal centro y el motor de las múltiples actividades comerciales y económicas que se desarrollan en este país centroamericano. La Nueva Guatemala de la Asunción fue fundada después de la destrucción de Santiago de Guatemala en 1773, en el valle de Panchoy, hoy Antigua Guatemala. Según la historia, la primera celebración para honrar a la Patrona de la ciudad la realizó en 1550 una comunidad indígena de Chinautla, ubicada al norte de la capital, donde inicialmente estuvo la Virgen de la Asunción. Hoy ese lugar se conoce como sitio arqueológico Chinautla Viejo y es poco visitado a pesar de la escasa distancia que lo separa de la ciudad de Guatemala y que tiene uno de los principales centros de artesanías, cerámicas y alfarería. Aunque los festejos se iniciaron desde el pasado 1 de agosto en el lugar conocido como Cerrito del Carmen y concluyen hasta el próximo 30, hoy es la actividad principal. La imagen de la Virgen de la Asunción sale desde su templo en la zona 2 capitalina, construido originalmente en 1902, en procesión por las calles del Centro Histórico de la capital, acompañada de música religiosa.


Mostrar comentarios [3]

Comentar     Arriba

PROGRAMAS EN AUDIO

Síguenos en

Facebook

Twitter

Blogs

Grandes terremotos en Nicaragua

Publicado el 8 abril de 2014

La desestabilización enlatada

Publicado el 8 abril de 2014

Pensamiento Crítico

México: Sobre mitos, crimen y política

No termina de quedar claro cómo un delincuente tan peligroso como Joaquín El Chapo Guzmán, ...

Venezuela: Guarimbas desinfladas y oposición dividida

El reconocido periodista y escritor venezolano Luis Britto García accede a esta entrevista luego de ...

Satanización de Stalin. Los inicios de la guerra de cuarta generación (I)

Sobre mi tumba arrojarán montañas de basura, El viento de la historia las borrará inexorablemente. ...