Quienes Somos Trayectoria Programación Escribenos

Escuche la radio en línea



Aumenta número reos mexicanos en cárceles de Texas y Nuevo México

Patricia Giovine, de EFE. Desde El Paso, Texas. | 28 septiembre de 2006

Comentar    
El incremento en el número de inmigrantes indocumentados y coyotes que esperan juicio en EEUU ha saturado las cárceles fronterizas del sur de Texas y de Nuevo México con el agravante de que los abogados de oficio no dan abasto. De acuerdo con fuentes consulares mexicanas, el endurecimiento de las leyes migratorias en EEUU ha traído como consecuencia centro de detenciones abarrotados y excesiva carga de trabajo entre abogados defensores de oficio. Se calcula que actualmente hay 3.503 presos mexicanos en las cárceles de Texas y Nuevo México, según el cónsul Arturo Salgado Benítez, encargado de atención en cárceles del Consulado de México en El Paso. "La cifra va en aumento", dijo en entrevista con Efe Salgado, quien explicó que el Gobierno de los Estados Unidos está procesando a un mayor número de reincidentes en cruce ilegal de la frontera y a miembros de organizaciones de tráfico de personas. Salgado menciona que la carga para los abogados defensores de oficio en las cortes federales de El Paso es excesiva, y que esta situación ha provocado que los representantes legales hayan dejado de informar sobre cada caso a las familias de los detenidos y se concentren en el cliente. El propio consulado de México en El Paso ha sufrido un aumento considerable de trabajo entre los encargados de visitar las cárceles y entrevistar a los reos para asegurarse que cuentan con la representación legal adecuada, explicó el funcionario diplomático. La cárcel del condado de Otero, en el estado de Nuevo México, ha sufrido recientemente un dramático aumento en el número de detenidos mexicanos desde que todos los inmigrantes indocumentados arrestados en sectores como Deming son llevados ante la justicia, de acuerdo con Alejandro Macias, funcionario de la cancillería mexicana. Actualmente en esa cárcel hay 196 reos mexicanos adicionales a los que tenían hasta hace un mes, cuando inició la medida. Anteriormente, los mexicanos que no habían ingresado a EEUU ilegalmente con anterioridad, eran repatriados en forma inmediata a México. En la actualidad estos mexicanos son detenidos en la actualidad hasta por tres semanas para ser presentados frente a un juez de Inmigración que ordene su deportación formalmente a su país. "La cárcel de Otero está poblada actualmente en 98 por ciento por mexicanos", indicó Macias. Salgado explicó que el Gobierno de su país da prioridad a los casos de acusados cuyas sentencias pueden derivar en penas de muerte, para asegurarse de que estos mexicanos tienen la representación legal especializada en la pena capital, y a los que contactan con una firma legal de Houston, a cargo de su defensa. En el caso de los detenidos por narcotráfico, ingreso ilegal al país, tráfico de personas y otros delitos, las familias por lo general llaman a la cancillería para solicitar apoyo médico, psicológico o de medicamentos para sus hijos, esposos, hermanos o padres en las prisiones. "La carga de trabajo de los defensores ha hecho que en lugar de comunicarse con el abogado defensor, se comuniquen al consulado", finalizó Salgado.


Mostrar comentarios [18]

Comentar     Arriba

PROGRAMAS EN AUDIO

Síguenos en

Facebook

Twitter

Blogs

La profesión docente y la Autonomía Escolar

Publicado el 23 octubre de 2014

Un gran lago para un gran país

Publicado el 21 octubre de 2014

Pensamiento Crítico

Bolivia 1 Vs Coca Cola 0

Muchos presumen de afirmar que la economía nada tiene que ver con la política. Insisten en explicar ...

¿Paz en Colombia? Obama ¡amarre al cachorro!

El pasado 8 de octubre los cables informaron que el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ...

Martin Luther King, un verdadero Premio Nobel de la Paz

El acontecer político de Estados Unidos en el año 1964 estuvo caracterizado por la profunda ...