Quienes Somos Trayectoria Programación Escribenos

Escuche la radio en línea



Disfrazan prostíbulos de baños saunas o salas de masaje para prostituir niñas en Guatemala

elPeriódico. Desde ciudad Guatemala. | 13 noviembre de 2006

Comentar    
Se mercadean como negocios de baños sauna y masajes o baños turcos. También operan bajo la modalidad de sitios en cadena, y se ubican en las zonas consideradas exclusivas. Pero en realidad allí se prostituye a niñas de distintas nacionalidades entre ellas colombianas, centroamericanas y guatemaltecas, y a donde ingresa una clientela seleccionada, según verificaron investigadores de Casa Alianza en un estudio realizado.

Equipo de Investigación, elPeriódico de Guatemala.

Según la ONG, se trata de Show Cats, Club Mediterranium, Casa Queen y Casa Elite VI, ubicados en las zonas 9 y 10. La semana pasada, algunos de estos sitios fueron blanco de allanamientos realizados por la Policía Nacional Civil (PNC) en la Zona Viva, pero con resultado negativo. Por la forma clandestina en que las adolescentes se encuentran en los sitios donde son explotadas sexualmente, la cifra oficial con que se cuenta es la que la relatora especial de las Naciones Unidas, Susana Calcetas, dio a conocer en 2000 cuando estimó que había unas 2 mil niñas. Sin embargo, ECPAT estimó que actualmente son alrededor de 15 mil los menores de edad que se encuentran en situación de explotación sexual. Según Arturo Echeverría, director de Casa Alianza, se debió a que los propietarios ya habían obtenido información del día y la hora en que las fuerzas de seguridad harían las redadas. "Pero de que ahí hay prostitución o explotación sexual comercial de niñas, la hay", señala Echeverría, ya que investigadores de Casa Alianza que se hicieron pasar por clientes verificaron que había mujeres muy jóvenes procedentes de El Salvador, Honduras, Nicaragua, Costa Rica y Guatemala para atender a los clientes. El estudio más reciente con el que se cuenta y que fue hecho por Casa Alianza respecto a la explotación sexual-comercial de adolescentes centroamericanas en Guatemala, tiene clasificados esos sitios como casas para prostituir a niñas. Tanto así, que interpusieron desde 2002 varias denuncias en el Ministerio Público (MP) contra los nigth clubs que operan bajo nombres comerciales, pero aparecen bajo otra razón social en el Registro de la Propiedad. Según la investigación que hizo Casa Alianza, en el Club Show Cats, de la zona 9, por ejemplo, las jóvenes entrevistadas dijeron ser bailarinas profesionales, extranjeras menores de edad. Este establecimiento ofrece los servicios de baños sauna y masajes para ocultar el servicio sexual. Asimismo, en el Club Mediterranium, ubicado en la zona 9 y que funciona como baños turcos, una de las entrevistadas confirmó la presencia de por lo menos 26 jóvenes centroamericanas, de las cuales 9 eran guatemaltecas, y explicó que la mitad de ellas no había cumplido la mayoría de edad. El fiscal Alexander Colop, de la Fiscalía de la Niñez Víctima, del Ministerio Público (MP), indicó en una oportunidad que estos centros nocturnos operan la prostitución de las niñas de forma oculta, ya que las mantienen en apartados, y solamente las exhiben de noche, pero en el día las trasladan a una vivienda.

Tan cerca y tan lejos

El director de Casa Alianza coincide con Colop y agrega que los proxenetas, para evadir su responsabilidad legal, no permiten que las niñas residan en el establecimiento. Según la investigación que hicieron en esos centros nocturnos de las zonas 9 y 10, las llevan a vivir a otro lado y solo las utilizan a "destajo" o a "pedido" principalmente en los días festivos, de pago y fines de semana. Los clientes se las llevan fuera de los establecimientos y, con eso, las condiciones de inseguridad aumentan, señala Echeverría. Algo que ocurre en estos centros de "lujo" también es que a las víctimas las concentran en salones separados a donde ingresan solo clientes exclusivos y a ellas no se les permite ingresar a los salones principales. Una de las jóvenes contó que el salón donde estaban las "patojas" (de entre 13 y 16 años) está al lado de la habitación de la dueña. En uno de esos bares, los investigadores observaron la construcción de una habitación secreta para esconder a las menores cuando se dan los operativos de las fuerzas de seguridad. Echeverría advierte que los propietarios de estos negocios tienen buenas relaciones con las autoridades de seguridad pública, de esta manera se les alerta cada vez que está planificado un operativo, y a eso se debe que nunca encuentran niñas y no son rescatadas. De acuerdo a la Organización Internacional del Trabajo (OIT), los engaños para enganchar a las niñas y niños en situación de explotacion sexual son las promesas de convertirlos en bailarines o modelos. Son llevadas a los sitios donde se les obliga a desnudarse, fotografiarse, exhibirse y tener relaciones sexuales con adultos En el caso de la investigación realizada por Casa Alianza, las niñas indicaron que hay centros con minipistas para realizar strip tease y deben bailar y desnudarse en mesas de los clientes. De ahí que muchas se consideren bailarinas profesionales. Algunas de las niñas con las que los investigadores tuvieron contacto en los clubes nocturnos de las zonas 9 y 10 les confiaron que los proxenetas les enseñan por métodos violentos que están obligadas "a ser de y para los clientes", y que deben estimularlos y acompañarlos en sus borracheras, escucharlos, mirarlos y aprobarlos socialmente, soportarlos y complacerlos. Las jóvenes son violadas, humilladas y golpeadas física y psíquicamente, coincide María Eugenia Villarreal Chávez, activista de ECPAT (Asociación para la Eliminación de la Prostitución, Pornografía, Turismo, Tráfico Sexual de Niñas, Niños y Adolescentes en Guatemala). Ella confirma lo que dice el informe, que las niñas son llevadas a escenarios donde se les degrada como seres inferiores y se les somete a prácticas de dominación sexual.

Crimen sin castigo: leyes que perdieron vigencia

El Código Penal actual, para proteger a la niñez y la adolescencia contra abusos sexuales y comercio sexual contra niños, niñas y adolescentes, demuestra, según Justo Solórzano, oficial del tema contra la explotación sexual de niños, niñas y adolescentes para el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), ser inoperante y favorece al agresor al no contemplar figuras penales que castiguen la libertad e indemnidad sexual, incrementándose así el nivel de impunidad de estas conductas ilícitas. El Código Penal adolece de vacíos e incluye figuras penales anacrónicas y no actualizadas que obstaculizan una verdadera protección a la niñez, señaló. Se han sugerido algunas modificaciones al Código Penal, que se encuentran pendientes de tercera lectura y aprobación en el Congreso de la República. Entre estas reformas está el delito de turismo sexual, que tiene una regulación a nivel internacional y prohíbe promover como atractivo turístico de un país las actividades sexuales con personas menores de edad. Asimismo, el delito de corrupción impropia, como la prostitución infantil, la cual es ahora una figura autónoma, y la pena sugerida para quien cometa este delito es de seis meses a dos años de prisión.

Convenciones superiores a la ley

Aunque el Estado de Guatemala ha firmado y ratificado tratados y convenios internacionales que están por encima de las leyes nacionales, la explotación sexual comercial de menores de edad sigue siendo un crimen contra la niñez, que queda impune en el país. Entre los tratados internacionales destaca la Convención de Naciones Unidas sobre los Derechos de la Niñez. 1. El Protocolo Facultativo a la Convención de Naciones Unidas sobre los Derechos del Niño, relativo a la venta de niños, la prostitución infantil y la utilización de niños en la pornografía. 2. El Convenio 182 sobre las peores formas de trabajo infantil. 3. Protocolo para prevenir, reprimir y sancionar la trata de personas contra la delincuencia organizada transnacional. Zeus fue denunciado por Casa Alianza por la desaparición de una niña de origen colombiano, y que fue rescatada en un operativo pero el juez ordenó su regreso al centro nocturno, ya cerraron sus puertas. De la niña nunca se supo nada, incluso la misma Embajada de Colombia no dio una versión respecto a su situación actual. Zeus fue clausurado desde entonces. El propietario era el hombre que protagonizó una balacera en el bulevar Los Próceres al intentar rescatar a su esposa.


Mostrar comentarios [3]

Comentar     Arriba

PROGRAMAS EN AUDIO

Síguenos en

Facebook

Twitter

Blogs

19 de Julio en la plaza del corazón

Publicado el 18 julio de 2014

Pensamiento Crítico

¡Gloria a Ucrania! ¡Gloria a los héroes!: en torno al derribo del avión malasio

En memoria de las "brujas de la noche" Natalia Meklin, Vera Belik y Polina Gelman (1). 1.- ...

«Vivimos en dos mundos paralelos y diferentes: el online y el offline»

En un mismo tono de voz e igual grado de expresividad, Zygmunt Bauman, el sociólogo más influyente ...

Venezuela: La izquierda y los derechos humanos

La izquierda se ha relacionado de diversas maneras con el discurso de los derechos humanos. ...