Quienes Somos Trayectoria Programación Escribenos

Escuche la radio en línea



Honduras tiene aviones de guerra y no los destruye. Declaraciones textuales del presidente Ortega el lunes 5 de febrero

Radio La Primerísima | 5 febrero de 2007

Comentar    
El Ejército de Honduras posee una flota de once aviones de guerra en buenas condiciones, afirmó el presidente Daniel Ortega la noche del lunes pasado, después de recibir al Obispo Metodista Federico Pagura, de Argentina, quien estuvo de visita en Nicaragua. "Honduras tiene una Fuerza Aérea, aviones que costaron millones de dólares en la época en que los adquirieron; los aviones se les han venido venciendo. Pero, cuando se les vencen, no los destruyen, sino que los mandan a reacondicionar, para mantener una flota en buenas condiciones. Honduras tiene unos 11 aviones en muy buenas condiciones. ¿Para qué quiere un país un avión de combate? ¿Qué sentido tiene un avión de combate? Un avión de combate es un arma ofensiva, hay aviones que estarían en 25 minutos aquí desde Tegucigalpa, bombardeando Managua, ¡ni quiera Dios, se inicie una guerra! Pero ¿para qué, con qué necesidad?", exptresó el mandatario.

Declaraciones textuales del Presidente Daniel Ortega sobre los misiles. Lunes 5 de febrero de 2007

... estaban recordando, en el caso de la Iglesia, la Carta Pastoral donde piden que ningún sacerdote esté en Partido Político alguno, o en el Gobierno. Lo recordaba Monseñor Leopoldo Brenes; eso por un lado. Por el otro lado, usted mismo estaba haciendo un recordatorio del incumplimiento por parte de los otros Gobiernos y, hay que recordar que esas Comisiones, de cierta manera, necesitan dinero o recursos de parte del Estado, en los acuerdos que fueron incumplidos en cuanto a viviendas... ¿De dónde va a sacar recursos este Consejo de Reconciliación, para hacerle frente a esas mismas demandas que no se han cumplido? Y finalmente, Presidente, ¿qué opinión le merece el comunicado que emitió el Gobierno de los Estados Unidos, sobre sus declaraciones en el caso de la Fuerza Aérea Hondureña? Voy a responderte la segunda pregunta. Ya salió un comunicado de la cancillería de Nicaragua, donde se sienta la posición de nuestro país. Podría agregar lo siguiente: en Centroamérica, Honduras tiene Fuerza Aérea; El Salvador tiene Fuerza Aérea; y Honduras, que es nuestro país vecino y hermano, porque el pueblo hondureño es nuestro hermano y espero que no malinterpreten en Honduras nuestras palabras –no queremos eso no queremos echar fuego entre hermanos centroamericanos, tenemos que unirnos– pero indiscutiblemente, Nicaragua es la que más ha cumplido, en la reducción del Ejército. Honduras, efectivamente, de manera soberana está adquiriendo esos aviones, que los van a ocupar, dicen, para vigilancia, que no pueden ser artillados. Quiero recordar que esos avioncitos, cuando la lucha contra la dictadura de Somoza, los utilizaba el Frente Sandinista, para lanzarle unas bombitas también a la Guardia, cuando estaban enfrentados los combatientes sandinistas, aquí en Managua, allá en Matagalpa, en Estelí. O sea, en un avioncito de esos, donde caben 4 personas, también caben un par de bombas, cuatro bombas y, desde allí las podés tirar después. Es un arma ofensiva, el avioncito ayuda a introducirte en el espacio aéreo. Pero, aparte de eso, Honduras tiene una Fuerza Aérea, aviones que costaron millones de dólares en la época en que los adquirieron; los aviones se les han venido venciendo. Pero, cuando se les vencen, no los destruyen, sino que los mandan a reacondicionar, para mantener una flota en buenas condiciones. Honduras tiene unos 11 aviones en muy buenas condiciones. ¿Para qué quiere un país un avión de combate? ¿Qué sentido tiene un avión de combate? Un avión de combate es un arma ofensiva, hay aviones que estarían en 25 minutos aquí desde Tegucigalpa, bombardeando Managua, ¡ni quiera Dios, se inicie una guerra! Pero ¿para qué, con qué necesidad? Estoy de acuerdo con lo que dice el Comunicado, en cuanto a que es una decisión soberana del gobierno de Honduras, pero, también es una decisión soberana del Gobierno de Nicaragua, decidir qué armamento posee. Yo estaría totalmente de acuerdo con que se destruyeran los misiles, si tomáramos un acuerdo centroamericano de que, a la par de la destrucción de los misiles, se vayan destruyendo aquellas armas que se vayan venciendo y que tienen carácter ofensivo; porque los misiles tienen un carácter defensivo. Si en Centro América, no hubiese aviación de guerra, sencillamente, no habría razón para que tengamos aquí misiles; pero como en Centro América hay aviación de guerra, desgraciadamente, nos obligan a tener estos misiles, que son para defender el país, en caso de que se de una situación de agresión. Esto queda bien claro, es decir, así como Estados Unidos reconoce soberanía para Honduras en cuanto a armarse, y quien lo arme ¡no importa! Si es cierto, yo reconozco, es una decisión soberana de Honduras, como es una decisión soberana de Estados Unidos armarse también. Igualmente, es una decisión soberana de Nicaragua defender el armamento que tiene y más bien, como dice la Cancillería... plantearnos una evaluación, ¡después de 20 años! entre los Gobiernos centroamericanos para ver el tema social, el tema económico y el tema militar. Nosotros estaríamos dispuestos a conversar con los centroamericanos, como hermanos... ¿para qué? Para buscar el gasto en armamento ofensivo, bajar ese gasto, y dejar todo lo que se tiene, para la lucha contra el narcotráfico, contra el terrorismo, contra la delincuencia, contra todo lo que sean actividades criminales; multiplicar esfuerzos de la Policía y los Ejércitos centroamericanos en esa lucha, sería algo realmente, muy importante. En cuanto a lo que se ha hablado de Su Eminencia, el Cardenal Obando; quiero recordar que cuando yo lo llamé como Presidente de Nicaragua, nadie utilizó esos argumentos, nadie dijo: ¿Por qué va a aceptar estar al frente de una Comisión, que está convocando el Presidente de Nicaragua? En esos momentos, yo era el Presidente de Nicaragua, venía de una reunión con los Presidentes centroamericanos, habíamos acordado formar esas comisiones y, ¡nadie dijo, que eso era malo! Sencillamente, aquí se trata de darle continuidad a ese proceso. No estamos hablando de que el Cardenal, va a ser Ministro o Funcionario del Gobierno, ni empleado o asalariado del Gobierno; estamos hablando de una misión pastoral en favor de la Reconciliación y la Paz. En cuanto a los recursos, sabemos que el país está en una situación difícil; pero, Nicaragua en estos momentos, tiene una gran posibilidad de captar, a nivel internacional, recursos para atender este tipo de programas ¡hay sensibilidad a nivel internacional, para atender y apoyar este tipo de programas! Un programa como éste, teniendo al frente al Cardenal, donde estén los de la Resistencia, la Contra, los retirados del Ejército, las madres de unos y otros, eso tendría un impacto muy grande, porque, es un símbolo de la Reconciliación que tanto necesitamos fortalecer los nicaragüenses, con un sentido propositivo, porque es sacar a esa gente de la situación de pobreza y alejarlos de la situación de violencia. Estoy seguro que se podría encontrar esos recursos. Hoy ambos líderes, tanto de Alianza Liberal Nicaragüense y del Partido Liberal Constitucionalista, mostraron su intención de poner a disposición, sus votos en la Asamblea Nacional, para la destrucción de los misiles SAM-7. ¿Qué acción tomaría el Ejecutivo? Porque simplemente la Alianza Liberal Nicaragüense y el PLC en conjunto, hacen una mayoría para poder dar paso a la destrucción de estos misiles SAM-7. Su opinión al respecto. Lo que espero es que ellos actúen con un sentido patriótico y entiendan que Nicaragua, no puede estar destruyendo su armamento de forma unilateral. Eso es totalmente grave, para la defensa de la soberanía y la integridad de la nación. Hoy te exigen que destruyas los cohetes y ¡corres a destruir los cohetes! Mañana te exigen que destruyas los tanques, y van a correr a destruir los tanques. Después exigen que destruyan la artillería, después, que desaparezca el Ejército, porque, eso es lo que quieren, que desaparezca el Ejército. Sencillamente, no creo que la mayoría de los Diputados de estos Partidos, estén dispuestos a manifestar su voto de una forma antipatriótica. Estarían atentando en contra de la Constitución de la República; en contra de la seguridad del país. Es lo que puedo decirles, y hacerles un llamado a estos Diputados, para que recapaciten y no estén expresándose de esa manera, si acaso lo han hecho, porque aquí me estoy dejando llevar por lo que me decís vos, –yo no los he escuchado, realmente. Ese es el problema cuando uno no ha escuchado y responde a los periodistas. Yo sé que algunos de ellos lo han dicho, es cierto, porque he conocido las posiciones de ellos y lo han manifestado. Hay quienes piensan que si hay una exigencia de parte de la potencia de los Estados Unidos hay que correr a cumplirla. Van de rodillas a cumplirla. Y no se dan cuenta que eso no es correcto, eso es antipatriótico, es vergonzoso, es humillante para el país. La misma potencia está diciendo en su comunicado, que Honduras está tomando decisiones soberanas. Entonces, ¿Nicaragua no puede tomar decisiones soberanas al igual que Honduras? Es decir, soberanas las decisiones de Honduras y ¿no van a ser soberanas las decisiones de Nicaragua? Creo que aquí, tenemos que entender de una vez por todas, que a Nicaragua se le tiene que respetar. Y yo voy a defender con la Constitución y la Ley, el respeto que se le debe a Nicaragua, lo voy a defender. Nicaragua presentó en el 2005, un informe técnico, donde mencionaba que 400 misiles tierra aire podrían mantener la defensa del país, realmente ¿cree usted en ese informe técnico que realizó el Ejército? Este no es un problema técnico, es un tema político. Recordemos, que fue el Presidente Bolaños quien decidió mandar a pedir a la Asamblea la destrucción de los misiles; él se adelantó en la destrucción de los misiles, como Jefe Supremo de las Fuerzas Armadas, violando la ley. Sin que hubiese pasado por la Asamblea, mandó a destruir la primera cantidad de misiles; después mandó a la Asamblea la solicitud de aprobación, cuando ya había violado la ley. Este no es un problema técnico, es importante que se tenga claro. Él que mandó a pedir la destrucción de los misiles y que, como resultado, dio ese dictamen en la Asamblea Nacional fue el Presidente Bolaños. Él ya no es Presidente de Nicaragua, y por lo tanto, esa solicitud no tiene ningún sentido en la Asamblea Nacional. A partir del 10 de enero, el Ingeniero Bolaños ya no es el Presidente de Nicaragua, y, a partir de esa fecha, el Presidente de Nicaragua, no ha mandado a pedir a la Asamblea que se destruyan los cohetes. Esa es una situación de ilegalidad, de inconstitucionalidad, ni siquiera le encuentro sentido que estén discutiendo eso, porque el Presidente no ha mandado que se destruyan los cohetes. El otro ya se fue, él quiso pedir la destrucción de los cohetes, estaba en su potestad como Presidente de la República; nosotros no estuvimos de acuerdo, lo manifestamos en su momento. Pero es importante que el pueblo de Nicaragua quede claro y que algunos diputados de las diferentes tendencias políticas, queden claros que el Presidente de Nicaragua, a partir del 10 de enero, el que está en función, no ha mandado a decir que está de acuerdo con la solicitud del Presidente anterior. Yo no he mandado a decir eso, todo lo contrario.

Por qué invitó al Cardenal a presidir el Consejo de Reconciliación

Gracias a Dios, le decía a nuestro querido hermano, el Obispo Pagura, que nos encontramos nuevamente caminando siempre por ese camino que está lleno de obstáculos, de riesgo; pero hay que caminarlo para poder acabar con la pobreza, lograr la justicia, la equidad y la libertad. ¡Y qué extraordinario! La verdad es que para mí es impresionante escuchar esa palabra fresca, es una lluvia fresca que está cayendo, aquí en Nicaragua. Tiene 84 años, va a cumplir 84 años, pero fíjense qué lucidez, qué claridad de pensamiento, qué coherencia de pensamiento y acción. Porque él ha sido, pensamiento y acción. La verdad es que nos sentimos muy orgullosos, muy honrados, de tenerlo aquí en Nicaragua; que se haya pasado unos días aquí, compartiendo con los hermanos cristianos, de las diferentes iglesias evangélicas; compartiendo con los hermanos del CEPAD, que están en sus conmemoraciones. Nos recordaba el Reverendo Sixto Ulloa, ese compromiso que él ha tenido con la lucha de los pueblos en el mundo, en particular en América Latina y El Caribe, y ha mantenido con el pueblo nicaragüense; cómo las iglesias cristianas evangélicas, participaron en la lucha por la paz en nuestro país; cómo fueron elementos activos, para lograr la paz. Yo recuerdo exactamente, cuando, después de uno de los tantos acuerdos que tomamos en Centroamérica, donde –ya hace 20 años en el mes de agosto de 1987– se inició el proceso de Paz en Centroamérica. En una de esas reuniones, tomamos la decisión de formar Comisiones de Paz y Reconciliación en cada país centroamericano. Cuando yo regresé a Nicaragua, independientemente de las situaciones en cuanto a diferencias que podíamos tener con algunos hermanos nicaragüenses y figuras notables de nuestro país, lo primero que hice fue solicitarle a Su Eminencia el Cardenal Obando que fuese el Presidente de la Comisión Nacional de Reconciliación y Paz en Nicaragua. Igualmente, le solicité al Reverendo Gustavo Parajón, hermano dirigente de las Iglesias Cristianas del CEPAD que se incorporara también a la Comisión. Y el Cardenal no titubeó en cuanto a aceptar porque sencillamente se trataba de la Paz, y ahora, le comentaba al Obispo Pagura, que le estamos solicitando nuevamente al Cardenal, que presida la Comisión de Paz y Reconciliación. Y pueden preguntar: «pero si no hay guerra», pero hay hambre, hay desempleo, hay pobreza. Pueden decir, pero no hay guerra pero hay incumplimiento de los acuerdos que se tomaron con los desmovilizados de la Resistencia Nicaragüense, con retirados del Ejército y de Gobernación. ¿Qué ha provocado en ciertos momentos hechos de violencia en nuestro país? La falta de cumplimiento. Recordemos que la falta de cumplimiento de esos acuerdos, ha provocado hechos de violencia que han significado tomas de propiedades, donde, se han juntado, desmovilizados de la Resistencia, con retirados del Ejército y han ocupado propiedades. En una ocasión, llegaron a ocupar más de 40 propiedades, más de 40 fincas, en Jinotega. Nosotros no estábamos de acuerdo con esas ocupaciones pero, sencillamente, el Gobierno no les cumplía y ellos en la desesperación se fueron y ocuparon. Otros al estar desempleados, sabiendo manejar nada más las armas y no contar con el respaldo del Gobierno, en cuanto a los compromisos que se habían suscrito... esto fue después del desarme, de las tomas de propiedades. Aquí vivimos un período –recuerden ustedes hermanos y hermanas periodistas– donde continuamente teníamos en el campo hechos de violencia, de secuestros. ¿Quién eran los que secuestraban? La mayoría eran desmovilizados de la Resistencia y algunos retirados del Ejército, a los cuales no se les había cumplido. Lógicamente esto no justifica el actuar de esa manera; simplemente, son los fenómenos que se dan, de descomposición, de inseguridad ciudadana, cuando se van agudizando la pobreza y la miseria. Nosotros, ante todo el pueblo de Nicaragua, ante los hermanos de los medios de comunicación, asumimos un compromiso con los desmovilizados de la Resistencia, con los retirados del Ejército, de formar este Consejo para que se aboque ahora a buscar cómo darle cumplimiento a lo que no se ha cumplido de todos esos acuerdos. Incluso, se hace un estimado de que se ha cumplido un 40%; es decir, hay un 60% de incumplimiento y eso genera malestar, con toda razón, en aquellos desmovilizados del Ejército, y de la Resistencia, que sienten que firmaron acuerdos, una y otra vez. Ellos han protestado por eso, porque con cada Gobierno, se les llama... pasó con el Gobierno de la señora Chamorro, después con el del doctor Alemán, luego con el Gobierno del Ingeniero Bolaños. Se les llama cuando está el conflicto, firman acuerdos, y después no se cumple y vuelve el problema. Estamos hablando que eso es un caldo de violencia, de inseguridad para los ciudadanos; por eso es que le he solicitado a Su Eminencia el Cardenal, como una figura, yo diría la figura más notable y más destacada en la lucha por la Reconciliación y la Paz en nuestro país, le he solicitado que presida este Consejo donde van a estar incorporados representantes de los diferentes grupos, de la Resistencia Nicaragüense, de Retirados del Ejército, madres de jóvenes que murieron en aquella época de la guerra con la Contra. Eran de la Contra sus hijos y murieron. Hay un compromiso de ayudarles, no se les ha cumplido. Si tenían alguna pensión se les quitó; madres de combatientes del Ejército; madres de héroes caídos en la dictadura de Somoza, que tenían una pensioncita y más bien se les ha venido quitando esas pensiones. Un pliego de compromiso que nosotros suscribimos, incluso, con una representación de la Resistencia Nicaragüense, del Partido de la Resistencia fuimos donde el Cardenal a firmar ese compromiso de que ganando las elecciones, íbamos a formar esa Comisión para ir dando respuestas a todos estos problemas, y el Cardenal fue testigo de ese compromiso. No veo razón para que algunas personas en nuestro país, quieran hacer escándalo; porque de repente, salen con unos titulares escandalosos como que es algo malo. Lo que fue bueno en aquellos momentos para lograr ponerle fin al enfrentamiento armado, que sea malo ahora, para ponerle fin a la situación de abandono, de pobreza, de falta de cumplimiento de todos esos acuerdos, que tienen los hermanos nicaragüenses que estuvieron con la Resistencia, y los hermanos nicaragüenses retirados del Ejército y del Ministerio de Gobernación. Estamos en ese esfuerzo en estos momentos, de formar esa Comisión; a Su Eminencia le hemos solicitado que se integre, él está conociendo de cuál sería el trabajo, porque tenemos un montón de conflictos. No ha desaparecido la violencia en el campo, que es donde tenemos más violencia. Continuamente, ustedes mismos informan de muertos en el campo y tienen que ver con el problema de la propiedad. ¿Y quiénes aparecen en esos enfrentamientos? Desmovilizados de la Resistencia, retirados del Ejército. Ustedes mismos lo dan a conocer en todos sus noticieros. Por ejemplo, al lado del norte, en Jinotega y Matagalpa, hay mucha violencia todavía; al lado de El Rama, Nueva Guinea, son zonas donde continuamente salen noticias de que hay enfrentamientos, en tal o cual lugar, con uno, dos, o tres muertos. De ahí la importancia de formar esta Comisión, este Consejo y que esto permita también, que no siga derramándose la sangre de hermanos nicaragüenses. Les decía, que nos sentimos muy contentos, honrados, con lo que es esta brisa fresca que significan la palabra y el pensamiento de nuestro querido Obispo, que comparte con el pueblo nicaragüense en esta nueva etapa de su lucha.


Comentar     Arriba

PROGRAMAS EN AUDIO

Síguenos en

Facebook

Twitter

Blogs

Un gran lago para un gran país

Publicado el 21 octubre de 2014

Los Chamorro y el Gran Canal de Sandino

Publicado el 16 octubre de 2014

Pensamiento Crítico

La disyuntiva brasileña

Lula ha dicho que la instancia decisiva de las elecciones brasileñas del próximo domingo 26, antes ...

El socialismo neoliberal francés

Fue en el paso del primero al segundo año del primer gobierno de François Mitterrand que se ...

La disolución de los derechos humanos y la depredación de defensores

Los griegos enseñaron que los derechos humanos son principios éticos innatos a todo ser humano, y ...